Opiniones

Casa ESPECTACULAR *****

La casa es simplemente espectacular. Tiene todos los detalles que uno pueda tener en su casa. No le falta un detalle, tiene de todo lo que puedas necesitar. Todo esta decorado con muchísimo gusto. El entorno es lo que menos nos gustó, en el pueblo no hay ningún tipo de ambiente, ví dos bares pero a primera hora de la mañana estaban cerrados. Un pueblo muy muy tranquilo. El WIFI funciona bien. Gracias desde Sevilla.

Joaquin E., fecha estancia: 2013-07-12

¡Estupenda! *****

Hemos estado este último fin de semana (14 a 16 de junio) en la Casa de las Lilas, teníamos las tres casas Ya en la página parecía buena, pero al natural supera lo esperado. Limpia, preciosa, llena de detalles, una casa estupenda para pasar un fin de semana o... toda la vida ¡Qué pena que no se pueda! Fuimos un grupo de 17 personas, todos coincidimos que era de 11 sobre 10. El corral un paraíso y las casas parecía que estábamos viviendo en ellas desde siempre. Gracias, Marifé, por tu visita a la casa y la explicación de todas sus dependencias y por tu amabilidad antes, durante y después de nuestra visita. Sin que parezca una amenaza ¡volveremos! Laura Marinas 4-6-2014 ¡¡¡¡Volvimos!!!! Ya lo había amenazado. Esta vez igualo o supero a la anterior. Todo el grupo regresamos, de nuevo, encantados ,haciéndonos lenguas de los detalles y comodidades, aunque conocidos, valorados por todos. Gracias, Marifé, por tu calurosa acogida y tu paciencia con nosotros: siempre nos dejamos algo. Espero y deseo que haya muchas ocasiones de volver.

Laura Marinas, fecha estancia: 2013-05-30

Excelente, se queda corto! *****

Tuvimos el placer de alojarnos hace un par de semanas y la casa fué todo un descubrimiento! Y no una, sino, las tres, a cada cual más bonita y cómoda. Éramos un grupo de 23 personas, 8 de cuales, niños, de entre 3 y 12 años, los cuales se lo pasaron bomba, ya que había juegos para todos: Arenero para las más peques y un salón de juegos al que no le falta un detalle: Ping-Pong, futbolines, Diana, una Wiii... Y hasta una cama elástica! ideal para viajar con niños, ya que no se aburren (no hubo forma de sacar a los nuestros en todo el finde, a no ser que fuese arrastras) Las casas mega-equipadas: Con todas las comodidades que puedas imaginar en cuanto a electrodomésticos y sin estar reñida con la estética de la casa, que conserva el aire rústico y antiguo, siendo un regalo para la vista y los sentidos... Las camas comodísimas, las toallas blancas y esponjosas y el detalle de los pequeños botiquines en los baños en cajitas antiguas, para morirse! (Y la alegría de encontrar un secador de pelo!?) El trato de su dueña, maravilloso y acogedor, en ella se refleja el espíritu de la casa y viceversa (Gracias por las mermeladas para desayunar, Marifé!!!) Y no, no te da tiempo a aburrirte: Paseos y excursiones por la naturaleza, visitas a bodegas y chocolates, posibilidad de que puedan servirte las comidas si te apetece darte un homenaje de gastronomía castellana y sino, siempre es maravilloso poder tumbarte al sol en una de las hamacas o bien, contemplar la Osa Mayor, escuchando el silencio envolvente, de un paraíso natural. Siempre te queda su WIFI si echas de menos saber del mundo, pero creedme si os digo, que no lo vais a extrañar. En verano quizás se pueda echar de menos una piscinita, pero por lo demás, es un dechado de detalles, hasta el más insignificante, podréis encontrar. Resumiendo y como titulé, excelente, para los 23, se nos queda corto, tanto que mi hija Laura de 3 años y medio, nos dijo al marcharnos llorando: Mamá, por qué no nos quedamos para siempre aqui??

Cris Carballo, fecha estancia: 2013-05-31

Un lugar para volver *****

Dicen que los negocios, como las mascotas, acaban pareciéndose a sus propietarios. Y la Casa de las Lilas es la viva representación de su dueña. No falta ningún detalle, es la casa perfecta, el ejemplo en el que deberían inspirarse todos los que quieran dedicarse a esta actividad. Hemos pasado unos días estupendos en una casa que hasta los más pequeños de la familia sintieron como suya. El único pero es que... se nos hizo corto, Así que prometemos volver con más tiempo y recomendar un lugar ideal, sobre todo para los que viajamos con la chavalada. Gracias por todo.

Nacho Mirás Fole, fecha estancia: 2013-04-12

Excelente *****

La casa es una maravilla. la sala de juegos es espectacular, incluso sin salir de esas sala se podía pasar el día entero. el trato de la dueña maravilloso. totalmente recomendable para grupos o familias grandes.

Mitxel Baztan Aizpun, fecha estancia: 2013-03-28

SOLO GANAS DE PASARLO BIEN *****

No, no necesitas llevar de nada, todo cuanto necesites lo encontrarás en la casa. Casa muy limpia, muy confortable y decorada con muy buen gusto y con un amplio salón donde pasar buenos momentos jugando a cualquier cosa o charlando. No, no necesitas llevar nada planeado, a la llegada te recibirá Marifé, perfecta conocedora de la zona, que te dirá todo aquello que no puedes dejar de visitar y dónde degustar y comprar productos de la zona como vino, queso, leche, etc. También te recomendará, y hay que hacerle caso, un obrador de chocolate ecológico para endulzar el paladar y, cómo no, algunos restaurantes y mesones donde llenar bien la panza. No dejéis de visitar Casa Pepa. Sí, tienes que llevar ganas de pasarlo bien y disfrutar de la acogedora casa, sus alrededores y la simpatía de su dueña. Nosotros, un grupo de seis, hemos estado alojados en la Casita del Palomar y hemos estado muy cómodos, se nos hicieron muy cortos los tres días que estuvimos y no nos dio tiempo para visitar toda la zona, cosa muy buena por otra parte, porque así tenemos excusa para volver.

Gumersindo Rodríguez, fecha estancia: 2013-03-23

Escapada a Zamora *****

Hemos estado tres días por tierras zamoranas y nos hemos alojado en la Casa de las Lilas, una casa maravillosa haciendo honor a Marife ( su propietaria), decorada con un gusto exquisito, acogedora, tan limpia que parecía que eramos los primeros en habitarla , no hemos podido tener mejor guía que Marife ella nos aconsejo cuando llegamos a la casa y le hicimos caso en todo, por eso ha sido un viaje dulce, estuvimos en Tierra Dulce degustando toda clase de chocolates (buenisimos), en la bodega Tardencuba nos recibió Ramón Ramos y salimos muy contentos de allí( el que conducía no) tomamos una leche riquisima Naturlaz, compramos vinos, chocolates, leche, pan, quesos,legumbres... Buena acogida, buena comida, buena gente, no se puede pedir más, bueno sí que podamos volver pronto ya que nos ha sabido a poco.

Rosalia Gutiérrez Valencia, fecha estancia: 2013-03-23

VOLVEREMOS *****

Desde el primer momento en el que mostramos interés Marifé, la dueña de las casas, nos dipenso un trato admirable. Respondió con detalle a todas nuestras preguntas, nos sugirió rutas, lugares para comer, visitas a bodegas... La casa nos llamó la atención al verla en la web pero cuando la vimos en persona quedamos impresionados. Amplia, limpia, acogedora...Está impecable, no hay signos de uso, parece que la estás estrenando. Ofrece muchas posibilidades. Puedes pasartelo como un niño en la impresionante sala de juegos con pingpong, billar, futbolines, una enorme tv con Wii, amplia zona con mesas y bancos. Un detalle que se agradece es un reservado para niños repleto de juguetes y libros. Si te gusta un plan más tranquilo puedes disfrutar de la paz del entorno o de los numerosos rincones que ofrece la casa para ello. Una delicia para la lectura de un buen libro. Cocinas amplias y muy bien equipadas. Menaje de nivel. Baños de revista. Muy buen gusto en la decoración. Acabados de calidad. Calefacción contundente. Wifi perfecto. Las posibilidades que ofrecen las casas hacen recomendable cualquier plan. Si quieres triunfar ni lo dudes, es un acierto seguro. Fuimos 17 personas y todo fueron alabanzas. Como sugerencias de mejora propondría una luz más potente en la barbacoa de la casa grande para controlar mejor la parrilla y mejorar el tiro de la misma. Gracias por tu atención y cariño Marifé, ha sido un placer conocerte. Volveremos. Como anecdota nos encontramos por la zona con un loro adulto, un tanto ronco, al que cariñosamente llamamos Titi ¿Loros por Zamora? Cosas más raras se han visto.

David, fecha estancia: 2013-01-18

NAVIDADES EN FAMILIA EN LA CASA DE LAS LILAS *****

LA CASA ESTA FENOMENAL, ES PRECIOSA , DECORADA CON MUCHO GUSTO, TODO NUEVO, LIMPIO Y NO LA FALTA DE NADA, TODO PERFECTO. EL SOBRAO ES UNA PASADA. TAMBIEN MARIFÉ LA DUEÑA ES MAJISIMA, TODO SON FACILIDADES .ESTUVIMOS PASANDO EL FIN DE SEMANA Y NAVIDAD CON TODA LA FAMILIA Y TODOS QUEDARON ENCANTADOS. LA RECOMENDAMOS PLENAMENTE.

Belen Cojo, fecha estancia: 2012-12-22

De maravilla *****

Viajamos 11 adultos el pasado fin de semana y la casa nos sorprendió agradablemente a todos: ¡no apetecía salir de allí! Además, con el frío que hizo fuera en la casa ni lo notamos. La decoración: un sobresaliente y el salón de juegos: un acierto. Altamente recomendable.

Carmen Ramírez Menchén, fecha estancia: 2012-11-30